martes, 5 de enero de 2010


Una noche

Nada se parece a esa noche,
enredando la palabra que pide lo que no desea,
obstruyendo lo que transita, ensordeciendo la melodía.

No hay quien sostenga esta noche, ni las ganas ,

ni la fuerza
que desprende el cansancio.

Ni la mera idea de responder al agravio,
o escupir el agrio sabor que destilan las entrañas.

Una noche, no se cual,
la palabra no sostuvo tu sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada